Dato Curioso Del Arte De La Escultura

Dato Curioso Del Arte De La Escultura

¿Quién de nosotros no ha observado una obra de arte?, ya sea en una visita a algún museo o quizás en algún mercadillo local, las diferentes estatuas que estamos acostumbrados. Podemos encontrar que la manera de trabajar a estos materiales es por medio de diferentes técnicas como moldearlos, tallarlos, modelarlos, fundirlos, forjarlos, soldarlos, coserlos (cocinados), y hasta ensamblarlos y combinados de otra manera, Se puede utilizar una enorme variedad de medios, que incluyen arcilla, cera, piedra, metal, yeso, sin embargo esto va mas allá aun, también se puede usar para esto materiales como, tela, vidrio, madera, caucho y muchos más materiales con los cuales “nos topamos en el camino”.

esculturas y arte

Podemos considerar a esta arte como una forma artística en la que materiales duros o plásticos se transforman en objetos tridimensionales dando origen al nacimiento de diferentes perspectivas o visiones que el artista desea transmitir. 

Para los artistas, plasmar parte del alma es algo icónico, un mensaje personal con cada obra que efectúan, el expresar diversidad de pensamientos que podemos encontrar en este tipo de obras. 

La escultura no es un término fijo que se aplique a una categoría de objetos o conjuntos de actividades circunscritos permanentemente. Es, más bien, el nombre de un arte que crece y cambia y está ampliando continuamente la gama de sus actividades y evolucionando nuevos tipos de objetos. 

Se puede decir que escultura podemos encontrar en casi todo, eso dependiendo de quién es el observador, por ejemplo para los amantes de los monumentos de bronce, encontraremos que estos están en diferentes puntos del mundo, podemos encontrar esto también en los diferentes vehículos, que están trazados a una perfección dando a entender un concepto específico, podemos decir que hasta hay un museo de coches en el cual se puede apreciar la belleza automotriz.

El Arte De La Escultura – Dato Curioso Que Debe Conocer 

Una obra maestra es mejor cuando se puede sentir su tangibilidad al explorarla. Y nada podría ser un mejor epítome de esta forma de arte que el arte de la escultura. De hecho, la escultura es probablemente uno de los tipos de arte más antiguos que supuestamente surgió incluso antes de la llegada de las pinturas. Por lo tanto, esculpir con un valor tan antiguo incluye un conjunto de actividades que no se limitan solo a formas independientes de esculturas. Sin embargo, también ha ampliado su ámbito a las esculturas en relieve. Hay varios artistas de renombre que han establecido estándares únicos en el campo de la escultura. Es realmente inspirador a la par que interesante conocer el empuje de estos artistas.

La escultura, como forma de arte, es una de las más amplias, diversas y sorprendentes del arte. Desde las esculturas figurativas monumentales de la antigua Grecia hasta las esculturas abstractas del arte contemporáneo, las estatuillas de civilizaciones prehistóricas hasta la escultura cinética, jardines de esculturas y piezas de ensamblaje del siglo XX.

Hay mucho que saber, la historia del arte ha desarrollado estilos escultóricos, formas expresivas y una variedad colosal, lo que significa que probablemente que de seguro encontrarás al menos algo que te interesará.

Ya sean los estilos naturalistas del Renacimiento italiano o los objetos encontrados de arte moderno y contemporáneo, podemos asegurarle que encontrará algo de interés.

Historia de la Escultura

La historia de la escultura, hasta donde sabemos, comenzó en el Paleolítico Superior, con una pequeña escultura figurativa conocida como Löwenmensch. Se cree que tiene cuarenta mil años.

Desde esta figura paleolítica hallada en una cueva alemana, pasando por las estatuas de Mesopotamia, las esculturas helenísticas y el arte romano, pasando por los relieves románicos y góticos y la escultura arquitectónica, hasta el siglo XIX, la escultura estuvo dominada por una serie de temas.

Los principales entre ellos fueron la religión, la espiritualidad y el ritual. Algunas de las imágenes más famosas del mundo del arte (la Gran Esfinge del Antiguo Egipto, las estatuas de deidades de la escultura griega y romana, las tallas y relieves del arte románico y gótico, como la catedral de Chartres) son íconos esencialmente religiosos. Simplemente fueron encargados por personas con dinero (es decir, la Iglesia) y creados por artistas.

esculturas del siglo XVIII

No fue hasta el Alto Renacimiento, en realidad, que se rompió la conexión entre el arte de la escultura y la religión. Mientras que escultores como:

Utilizaron imágenes religiosas, desde el siglo XIV hasta el XVI, la escultura se preocupó más por las representaciones naturalistas y anatómicamente precisas.

Y este cambio cambió la historia de la escultura. A través del barroco y el rococó, a través del neoclasicismo y hasta el modernismo, la escultura consistió en representar la forma con precisión con un ojo representativo.

Mientras que Auguste Rodin fue el escultor de gran influencia que desencadenó el giro hacia la escultura moderna, Constantin Brancusi fue la figura que le dio a la forma de arte la inspiración que necesitaba para alejarse de la forma representativa.

Su escultura abstracta realmente allanó el camino para la escultura contemporánea, al recordarle a la gente que la pintura y la escultura no tenían por qué ser representativas en absoluto.

¿Quiénes son los escultores más famosos?

Las personas a menudo están interesadas en escuchar acerca de los escultores más importantes, influyentes y famosos que existen. Y honestamente, hay muchos de ellos.

El reto de Nicoletta (III)

Sin embargo, lo importante que hay que recordar es que, como cualquier historiador del arte le dirá, durante la mayor parte de la historia del arte, no nos centramos tanto en los nombres de pintores, escultores y escritores como ahora.

La escultura más antigua conocida del mundo antiguo, del período clásico pero también de las civilizaciones antiguas que lo precedieron, no se consideró al arte como un modo de expresión personal e individualista. Más bien, era algo más una empresa social, una actividad de dedicación.

En consecuencia, algunas de las esculturas más famosas que tenemos (piezas de ajedrez hechas de marfil de mamut, arte antiguo de Mesopotamia, el alto relieve que se encuentra en las catedrales antiguas) no se atribuyen a ningún individuo. El «escultor famoso» es una categoría que necesariamente dejará fuera a la gente.

Una vez más, no fue realmente hasta el Renacimiento que la escultura, como el resto de las artes visuales, llegó a ser considerada a través de los lentes de nombres individuales. Nombres como:

Llegaron a asociarse con algunas de las piezas de escultura de arte más hermosas jamás realizadas.

Sin embargo, incluso estos tipos no trabajaban solos. En su respectivo taller de escultura, tuvieron muchos asistentes, estudiantes y observadores. Y así, incluso en este punto, la escultura siempre fue una tarea colaborativa.

Por supuesto, la historia de la escultura ha recordado solo estos nombres, al igual que ha recordado los nombres de:

Fue la visión de estas personas la que tuvo tanta influencia. Sin embargo, limitar la historia del arte a nombres famosos perjudica a todos los que contribuyeron a su progreso.

No Comments

Post A Comment