CALAS

Como cualquiera de las flores que realizo cuando me sumerjo en el mundo de las formas irregulares, las calas de plata nacen de mi observación de las calas que más de una vez adornaron mi Taller Museo en algún jarrón decorativo.

Me gusta observar cada día lo bello a mi alrededor. Me gusta detenerme en los rincones, en las formas, en el paisaje que se asoma a través de alguna ventana. Me invita a jugar el juego de luces y sombras, el destello de luz y de color.

Los dejo con esta representación eterna de lo que alguna vez cautivó mi asombro.

Juan Carlos Pallarols