AMAPOLAS

A veces sólo se trata de encontrar la forma dentro de la forma.  Así fue como vi que mis pimpollos contenían amapolas, era sólo cuestión de llevarlas a lo simple, a lo sencillo. Como en la vida, muchas veces nos perdemos algún detalle en el universo complejo, pero son esos pequeños detalles los que le dan sentido a nuestra existencia. La felicidad toda está en los pequeños detalles, en los gestos amables, en las miradas cómplices, en el llamado oportuno, en la sinceridad, en el respeto, en una sonrisa.